viernes, 29 de agosto de 2008

MANIFESTACIÓN CONTRA HIDROAYSÉN EN LA MONEDA

Diputado Enrique Accorsi junto a integrantes del Consejo de Defensa de la Patagonia realizaron una manifestación pública en rechazo a la admisibilidad dada por la CONAMA XI Región al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del "Proyecto Hidroeléctrico Aysén.

Con consignas dirigidas a la Presidenta de la República, más de sesenta manifestantes exigieron ayer al gobierno que se realicen reformas a la política energética y a la legislación ambiental vigente, y que se cumpla la promesa presidencial de implementar una política nacional de cuencas, antes de pretender hacer “ningún proyecto de inversión” como HidroAysén.

Desde la Plaza de la Constitución los manifestantes se mostraron confiados en que “Chile rechace este proyecto”, ya que a través de la ciudadanía y del apoyo de parlamentarios como Enrique Accorsi, Jaime Mulet, Guido Girardi y Alejandro Navarro, entre otros, se ha incrementado la defensa de la Patagonia ante la amenaza de megaproyectos altamente destructivos como las represas de Endesa y Colbún y la línea de transmisión asociada que Transelec busca implementar desde Aysén hasta Santiago.

La manifestación realizada la tarde del jueves finalizó con la entrega de una carta a dirigida a la Presidenta Michelle Bachelet que da cuenta que la declaración de admisibilidad del “Proyecto Hidroeléctrico Aysén” se da en un momento que nuestra institucionalidad ambiental está en un profundo proceso de reestructuración, y por lo tanto no existen las garantías para evaluar un proyecto que implicaría costos ambientales y sociales irreparables para Chile. Menos aún siendo "Hidroaysén el proyecto más complejo y extenso tramitado por la CONAMA" como recientemente lo expresó la Ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte (La Segunda, 25 de Agosto de 2008).

“La declaratoria de admisibilidad constituye un incumplimiento al derecho internacional y a la legislación ambiental vigente al infringir el “Protocolo sobre Recursos Hídricos Compartidos” que forma parte del Tratado de Medio Ambiente firmado entre Chile y Argentina en 1991” indica la misiva.

La construcción de 5 represas en Aysén no es un proyecto país, como ha sido presentado ante la opinión pública, sino un negocio privado de trasnacionales españolas, italianas y chilenas, que de materializarse les permitiría aumentar su poder monopólico desde el actual 74% de la generación eléctrica del Sistema Interconectado Central a más del 90%. Y tampoco resolverán la estrechez energética porque en el escenario más optimista la primera represa de HidroAysén entraría a operar recién el año 2014.


¡ESPERAMOS QUE CHILE RECHACE ESTE PROYECTO!


Fuente: Emailenviado por Mitzi Urtubia


1 comentarios:

@lex dijo...

Me enteré que se estaría decretando la prohibición de construir centrales hidroeléctricas en medio de parques nacionales y reservas de la biósfera, esto debido a los acuerdos previos que estaban firmados ante organismos inernacionales y del impacto ambiental que supone construirlas, así que algunos proyectos de futuras centrales no podrán ser construidos.

Creo que es una buena noticia. Cada día se avanza un poco.
Saludos.

04 septiembre, 2008